VIDEOS VERDES

Loading...

viernes, 20 de julio de 2012

RESIDUOS SÓLIDOS EN PUEBLA

Hay quien arroja en la vía pública envolturas de comida, otros tiran botes de plástico, algunos echan en la calle cajas de electrodomésticos... las avenidas, banquetas y camellones se convierten en el gran tiradero de lo que no queremos....



Y ante la impunidad, no falta quien arroja no sólo objetos pequeños, sino cosas como ésta, que estuvo varios días en el camellón de Boulevard Valsequillo, en la colonia Las Aves:






Reflexiona, ¿cuál es el papel de los ciudadanos en este problema? ¿cuál es la responsabilidad de las autoridades?

sábado, 30 de junio de 2012

MARCO ÉTICO-FILOSÓFICO SOBRE SUSTENTABILIDAD AMBIENTAL

Contexto desde la Filosofía de vida
Los esfuerzos por construir cimientos para un paradigma de desarrollo sustentable se han convertido en uno de los proyectos torales en las agendas políticas, económicas, culturales y educativas de las sociedades en esta época. Si bien es hoy un asunto abordado por todos los actores colectivos, en el caso de la educación reviste importancia particular porque se trata de un tema ligado a la formación de personas, quienes son los actores principales de los problemas y soluciones relacionados a la ecología y el desarrollo.

Nuestro hilo conductor es la reflexión filosófica sobre la sustentabilidad, y más específicamente, su expresión en la educación media superior. Si algo debe preservarse en los modelos educativos son precisamente los modos de pensar propios de la filosofía, especialmente en sociedades diversas y a veces dolorosamente polarizadas como las nuestras. Lo decía Irina Bokova, Directora general de la UNESCO, en noviembre de 2011: “La práctica de la filosofía es una dinámica que beneficia a toda la sociedad. Ayuda a tender puentes entre los pueblos y las culturas y refuerza la exigencia de una educación de calidad para todos. Además, invita a respetar la diversidad cultural, el intercambio de opiniones y el aprovechamiento colectivo de los logros científicos, todo lo cual es condición necesaria para un debate auténtico”. Esto apenas hace unos meses, en su mensaje por el Día mundial de la filosofía.

Una reflexión profunda sobre los problemas ambientales requiere por lo menos de tres disciplinas filosóficas. La epistemología nos ayudará a encontrar criterios de construcción del conocimiento que afinen nuestra percepción para plantear reflexiones correctas, susceptibles de ser criticadas, que permitan alcanzar afirmaciones generales a partir de datos concretos. No con el afán de construir monumentos estériles a la verdad sino de dar base sólida a certezas que conduzcan a afirmaciones y tomas de postura que den sentido a la acción.

La ética como reflexión sobre el carácter moral de los actos humanos es el sutil y permanente hilo que nos permite entender porqué no es indiferente, en términos de calidad de vida, la elección de cualquier modelo educativo y, consecuentemente, cualquier sistema de organización económica. Cada uno produce consecuencias y éstas reflejan el nivel de moralidad de las personas e instituciones. Las crisis éticas de nuestras sociedades, con todos sus efectos perversos -entre ellos el deterioro ambiental- pueden ser entendidas y explicadas en términos filosóficos y en esa medida, también pueden y deben ser atendidas.

La antropología filosófica participa porque en la base de cada modelo de desarrollo se encuentra un modo de entender qué es el hombre, cómo está constituido y cuál es su destino, o en términos kantianos, qué le cabe esperar. Las complicadas relaciones entre individuo, sociedad y naturaleza serán reflexionadas con una visión específica del ser humano, que es compatible con la pedagogía del bachillerato.

Temas a considerar en un proyecto sobre ecología
Se debe construir un marco de referencia al tema de la vulnerabilidad ambiental que caracteriza a nuestras sociedades. A partir del creciente reconocimiento de la gravedad de los problemas derivados del deterioro de los ecosistemas y sus consecuencias en los medios rural y urbano donde están los planteles del COBAEP, se deben esbozar líneas de reflexión que demuestren por un lado, la impostergable necesidad de un abordaje interdisciplinar ante los daños ambientales y por otro, las dificultades culturales que deben enfrentarse para lograrlo. Se discurrirán medios para entender la relación entre modelos de desarrollo y sistemas educativos y podemos centrarnos particularmente en la formación preuniversitaria.

La amplia campaña de los Objetivos del Milenio de Naciones Unidas refleja muchas de las orientaciones de un modelo educativo para la sustentabilidad, por lo tanto éstos pueden convertirse en una importante ventana de oportunidad para la acción en el COBAEP.


ÉTICA AMBIENTAL Y EDUCACIÓN
La fortaleza de un modelo educativo para el desarrollo sustentable yace en dos temas. Por un lado atiende a un conjunto de asuntos cuya urgencia los hace relevantes y están en el foco de la atención pública. Por otro lado y como consecuencia de lo anterior, los ciudadanos muestran una tendencia -aún incipiente e insuficiente, pero a la alza- en mostrar preocupación por los temas ambientales y en intentar contribuir en cierta medida a su solución.

Esto permite a una institución educativa interesada en promover realmente una cultura ambiental la oportunidad de poner en práctica la pedagogía de la acción, ejemplificando con sus decisiones y actos concretos, guiados por una visión científica interdisciplinar del desarrollo sustentable.

Las líneas estratégicas de un proyecto educativo para la sustentabilidad ambiental son las siguientes:


Transversalidad. Se trata de mejorar todas las prácticas cotidianas en nuestra institución, de modo que la visión de sustentabilidad ambiental esté presente en planes de estudio tanto como en la gestión, administración, y la cultura institucional.

Visión interdisciplinar. En las ciencias ambientales el paradigma más aceptado es el de la complejidad y el concurso de distintas ciencias y disciplinas para la comprensión de los problemas y el diseño de las soluciones. Los problemas de deterioro de agua, aire, suelo, alimentación y calidad de vida en general, tanto en el campo como en ciudad, son de tal magnitud que solamente pueden atenderse con el concurso de distintas ciencias dialogando entre sí.
- Planeación a largo plazo. Las verdaderas soluciones son de largo plazo y mediante medidas y pasos concretos. Debe evitarse la visión antigua de dotar de “fachada verde” las obras y acciones que generalmente consume más recursos en un plazo intensivo y no suele dárseles seguimiento. Los planes de largo plazo y las acciones, por muy concretas que sean, deben partir de un diagnóstico que siempre evoluciona, a partir de la evaluación permanente.
- Coherencia de fines y medios. Si lo que se busca es el mejoramiento de las relaciones entre las sociedades y su entorno, es necesario que los medios (acciones) elegidas para un plan de intervención ambiental sean coherentes con los fines buscados (la sustentabilidad). En ese sentido, y con todas las complicaciones involucradas, se deben procurar acciones de bajo impacto ambiental (atención a la huella ecológica, uso de materiales reciclados y reciclables, compra de insumos regionales y nacionales, cultura de la separación de residuos, etc.)

Por: Alejandro Benítez Aguilar
       Jefe de Materia Filosofía
       Grupo Proyecto Sustentable COBAEP

viernes, 29 de junio de 2012

Tierra Verde


                         
            NECESITAMOS UN MUNDO VERDE
  
                             
DESARROLLO SUSTENTABLE VERDE

Toda actividad humana requiere de consumibles, pero esto se debe hacer de una manera respetuosa con el medio ambiente, con buenas practicas de produccion, de manejo de residuos, de separacion de la basura.

El desarrollo verde tiene que ver con la sustentabilidad ambiental  sobre lo economico. Alternativa de produccion en las comunidades, que garantizan su sustento economico y protegen su capital natural.

Jovenes hagan de su vida y reflexion la creacion de proyectos productivos y acciones amigables con el medio ambiente, dejen a sus hijos un planeta habitable para ellos, para los hijos de sus hijos y para la especie animal y natural. Dejen un mundo verde. Piensen en el beneficio de su familia y de su entorno natural.

Trabajen para que el desarrollo sustentable sea el medio natural de desarrollo.